Lunes, 20 de Enero de 2020 | ISSN 0719-241X
logo mundo marítimo
16 de Octubre de 2006 Los caminos paralelos de los hermanos Hartwig Hasta el año 2000 conformaron una exitosa dupla en los rubros forestal y portuario

Los hermanos Eduardo (58) y Fernando (59) Hartwig Iturriaga pueden dar fe de que las sociedades empresariales no son "a prueba de sangre". Porque el cambio de milenio selló la separación de esta dupla de ingenieros forestales que a fines de los '70 llegó a liderar las exportaciones locales de madera aserrada a Europa.

Hoy, cada uno está en lo suyo: Eduardo continúa vinculado al rubro forestal, aunque con menos activos, y sigue presidiendo Puerto Coronel, pese a no participar en la propiedad. Mientras, Fernando tiene sus fichas puestas en la exportación de carne de wagyu, por la que los japoneses pagan más de US$ 500 por kilo.

Historia de altibajos

Cuando a principios de los '80 la crisis económica y la depreciación del dólar les complicó financieramente, se reenfocaron a las astillas de eucalipto asociados con el industrial inglés sir Robert Owens y Jaime Vial. Instalaron la primera planta chipeadora y el primer muelle carguero mecanizado de la VIII Región, antecesor del Puerto Coronel, que empezaron a construir en 1996 junto con Arauco, Ultramar, Belfi, CMB Prime y el banco de Maryland.

Así fue como el holding Inversiones y Desarrollos Hartwig (Inverhart), que habían constituido 10 años antes, llegó a tener participación en tres empresas del rubro maderero (Inversiones Forestales, Forestal San José y Forestal Río Calle-Calle); en tres puertos (Coronel, Calbuco y Corral) y en Transportes Fluviales, la única empresa que movilizaba carga a través de los ríos, creada junto con las agencias marítimas de Agunsa y Sudamericana.

Hasta casi fines de 2000 la prensa consignaba que se aprestaban a arremeter en el negocio portuario, con inversiones por US$ 15 millones en los siguientes cinco años y la ambición de expandirse hacia el norte. Sin embargo, esto no se concretó.

A partir de ahí prácticamente desaparecieron de los titulares. Hasta que a fines de 2003 Fernando contó que estaba incursionando en el negocio de las carnes exóticas y vendido sus otros negocios. Tácitamente oficializó la separación de aguas que se había materializado en 2001.

Tradición forestal

Eduardo Hartwig, quien se quedó en el rubro original asociado con Jaime Vial, explica que se salió del giro portuario porque las empresas forestales necesitaban mayor liquidez. Esos activos representaban una sobre inversión para el volumen de carga propia que movilizaban y había interés de grandes grupos por las instalaciones.

Esto fue simultáneo a la reestructuración de los activos forestales. Cuando Forestal San José cerró, vendió su puerto a Agunsa, del grupo Urenda, y traspasó su participación en Puerto Corral a Servicios Portuarios Reloncaví, filial de Sudamericana de Vapores, del grupo Claro.

Durante 2003 vendió su participación en Puerto Coronel a Forestal Arauco, del grupo Angelini, que actualmente es la dueña del 50%. Sin embargo, Eduardo Hartwig sigue presidiendo esta compañía -que acaba de cumplir 10 años operando este puerto que es el tercero de la VIII Región en movimiento de carga, con casi tres millones de toneladas, y el segundo en número de sitios de atraque.

En definitiva, en términos de propiedad, Eduardo Hartwig en el sector maderero se quedó sólo con Forestal Río Calle-Calle de Valdivia, que sigue exportando astillas a Japón -representa cerca del 10% de los embarques nacionales de este producto- y que en el mercado interno comercializa rollizos. Pero es operada por una empresa americana por sistema de outsourcing.

Además, mantiene presencia a nivel gremial. Es consejero de la Corporación Chilena de la Madera (Corma) y vicepresidente de la Cámara Marítima.

El ganadero exótico

A fines de los '90, estos hermanos empezaron a analizar la posibilidad de introducir al país una nueva raza de ganado: el wagyu. Tema que a poco andar terminó monopolizando Fernando Hartwig, cuando decidió venderle a Eduardo su participación en los negocios tradicionales y dedicarse de lleno a esta actividad.

En su nueva incursión le sirvieron los contactos que en su paso por la actividad forestal cultivó en Asia, desde 1978. Así fue como en 1999 importó los primeros embriones y constituyó Ganadera Calafquén, hoy Wagyu Chile S.A., donde está asociado con Avícola Santa Isabel.

Después formó una asociación de ganaderos de esta especie donde participan los 15 principales productores y en cuyo consejo están, entre otros, Ricardo Ariztía, Ramón Eblen, Felipe Ibáñez y Eduardo Gras.

"El desarrollo del negocio ha sido lento, como sucede con todos los proyectos donde está metida la genética, porque la multiplicación tiene su período. Aún no llegamos a un nivel operativo importante, pero ya tenemos inseminadas más de 30.000 cabezas en Chile, mayormente en la zona entre Villarrica y Lago Ranco", explica el empresario.

Empezaron con tímidas exportaciones este año, un par de contenedores a Europa y Japón. La idea es que el próximo año la crianza tome vuelo, para en 2009 exportar unas 15.000 cabezas al año. La meta es llegar a facturar unos US$ 100 millones anuales en el mercado externo.

La rentabilidad de esta ganadería exótica es considerable. Por el wagyu se paga 2,5 veces más que por el vacuno, con lo que el retorno por animal es del orden de US$ 2.300 a US$ 2.500.

"En la medida que aumentemos la elaboración, esos precios seguirán subiendo. La meta es que nos quede por cabeza US$ 1.000. Para llegar a esto se requieren grandes inversiones en campos, instalaciones para engorda, alimento y procesamiento", explica.

Wagyu Chile además presta asistencia técnica al resto de los productores, que son alrededor de cuarenta, a fin de homogeneizar la calidad. Con miras a asegurar este aspecto, se creó en el 2003 una asociación de ganaderos para fijar los estándares en las áreas de genética y calidad, la Asociación Chilena de Ganado Wagyu.

En el país existe una interesante demanda pero, por las restricciones de oferta, sólo venden a través de dos locales de supermercados Lider en La Dehesa. Allí el kilo de esta carne bordea los $30.000.

Fuente: El Mercurio

Políticas de Privacidad

La política que en el presente documento se indica, tiene por objeto informar a los usuarios de MundoMaritimo sobre el proceder de nuestra empresa respecto del tratamiento de los datos de carácter personal recogidos a través de nuestros portales.

1 | Recolección:

Cuando Usted requiere los servicios de MundoMaritimo, se recoge información personal como su nombre, rut, dirección, etc, a través de correo electrónico o formularios. Nuestro sitio no utiliza actualmente cookies, para registrar o recabar información del usuario, pero, podrá en cualquier momento y a su sola discreción y sin necesidad de autorización, utilizarlas, comprometiéndose dar el tratamiento y protección señalado precedentemente a dichos datos.

Para qué se utiliza la información recolectada.

Toda la información recolectada de los usuarios en MundoMaritimo tiene por objetivo:

(1) Brindar servicios, contenidos y publicidad personalizada al usuario en su navegación por los portales de MundoMaritimo

(2) Realizar estudios internos sobre los datos demográficos, intereses y comportamiento de nuestros usuarios. La información se utiliza para entender y servir mejor a nuestros usuarios.

2. Uso:

Estos datos que usted proporciona libre y voluntariamente, tienen por objeto dar un mejor servicio, información y utilidades a nuestros usuarios. Usted tiene el derecho de no aceptar entregarlos, renunciando a los beneficios que nuestro sitio web entrega.

Si decide aportar dichos datos, nos obligamos con usted a mantener una conducta clara y regular, sometida a la política que a continuación expresamos, de la cual usted es informado y que acepta.

Nuestra política respecto de los datos recogidos es la siguiente:

La responsabilidad por la veracidad de los datos recogidos por esta vía, es exclusiva del usuario.

3. Seguridad:

Mantenemos una base de datos Off-Line, la que asegura a sus clientes total privacidad, respecto de los datos proporcionados a MundoMaritimo.

Por otra parte, una reconocida empresa externa proveedora de servicios de conectividad y hosting debidamente certificada, "aloja" nuestros sitios en sus servidores web, los 365 días del año, los siete días de la semana y las veinticuatro horas, lo que asegura que nuestro sitio tenga la menor posibilidad de "caída" en la web o intrusiones de "hackers" que vulneren nuestro Portal.

4. Calidad:

Sin perjuicio de las responsabilidades que al usuario le corresponden, MundoMaritimo tendrá especial cuidado al recolectar, mantener, usar, publicar o distribuir la información personal vinculada a los usuarios y visitantes, verificando que los datos sean correctos, completos y adecuados para cumplir con los fines para los que serán utilizados.

5. Modificación:

El usuario que haya entregado previamente datos o información personal a MundoMaritimo, podrá solicitar su modificación, corrección o eliminación, enviando un correo electrónico a info@mundomaritimo.cl, indicando su nombre, rut, dirección, teléfono, y expresando claramente que información de la que hubiere entregado desea modificar o eliminar.

En todo caso, y como medida de seguridad, MundoMaritimo se reserva el derecho de verificar la autenticidad de la comunicación.

6. Publicación e intercambio:

MundoMaritimo, como norma general, no transferirá, cederá, venderá o de otra manera proveerá sus datos de carácter personal a persona alguna. MundoMaritimo podría transferir, revelar o ceder los datos recopilados a sus usuarios, a terceros de acuerdo a las siguientes circunstancias:

(1) En caso de tener la aprobación explícita del usuario, sus datos de carácter personal pueden ser usados por terceros para efectos de realizar marketing directo, llamadas telefónicas, para enviar correos electrónicos, entre otros. El usuario tiene el derecho y la opción de poder denegar la recepción de esta información por parte de terceros.

(2) En el caso de "contactos de negocios", sus datos de carácter personal pueden ser usados por terceros sólo para efectos de poder completar y ejecutar la transacción que motivó la entrega o recolección de esa información.

(3) Aquella información que sea requerida por la ley, una orden judicial u otro procedimiento legalmente válido que así lo exija.

7. Uso de información vinculada a terceros:

En caso de tener la aprobación correspondiente, MundoMaritimo usará la información del usuario para comunicarle e informarle, a través del correo electrónico, acerca de:

(1) Modificaciones a sus servicios o productos existentes, aparición de nuevos servicios o productos, u otros especificados por el usuario.

(2) Información, ofertas o cualquier tipo de promoción de marketing que MundoMaritimo pueda otorgarle al usuario.

(3) Sugerencia por parte del usuario acerca de ,"recomienda esta noticia a un amigo"

8. Servicios prestados por terceras empresas en el sitio:

Eventualmente, MundoMaritimo, puede contratar los servicios de empresas externas, con el fin de entregar nuevos servicios y productos a través de este sitio web. La información recabada en su caso por dichas empresas, se regirá por el acuerdo del usuario de la misma.

Si tiene alguna duda o pregunta sobre nuestra política de privacidad, le rogamos contactarse a info@mundomaritimo.cl

9. Publicidad asociada

Respecto a los servicios de anuncios publicitarios o información promocional, con el objeto de presentarle servicios asociados que puedan ser de su interés, tenemos vínculos con otras compañías a las que permitimos colocar publicidad en nuestras páginas. Estas compañías podrían individualmente solicitar su información directamente con usted, siendo exclusiva responsabilidad de ellas el manejo y manipulación de esta información.

Finalmente, MundoMaritimo no garantiza la privacidad de la información personal del usuario, si éste suministra o difunde información en guías telefónicas públicas, reportajes de prensa, publicaciones, zonas de chateo, boletines u otras similares. Dicha información podrá ser recopilada por terceros, con o sin su consentimiento. El usuario revela esa información bajo su responsabilidad.