Domingo, 23 de Febrero de 2020 | ISSN 0719-241X
logo mundo marítimo
28 de Noviembre de 2005 Juan Antonio Álvarez, gerente general de CSAV El timonel de Ricardo Claro

Tiene mucho en común con Ricardo Claro. Estudió derecho en la Universidad de Chile y se especializó en temas comerciales, abandonó el ejercicio activo de su profesión por el mundo de los negocios, cree en la empresa privada, es profundamente católico, austero, serio, gran lector y sigue con atención la evolución de la economía mundial. Se trata de Juan Antonio Álvarez, gerente general de la Compañía Sud Americana de Vapores, la mayor compañía de transporte de Latinoamérica y una de las 15 más importantes del mundo, valorizada en US$ 1.600 millones.

"Juan Antonio es el brazo derecho, o izquierdo, según como se le mire, de Ricardo Claro", es una frase que se repite y que da cuenta de la estrecha relación que mantiene con el controlador del 45% de la Sud Americana y de un grupo empresarial que lo convierte en uno de los seis hombres más ricos del país.

El otro brazo derecho, o izquierdo, es el ingeniero comercial y ex gerente general de Copec Baltazar Sánchez, quien supervisa todas las otras empresas del grupo Claro, es decir, Cristalerías Chile, Elecmetal, Santa Rita y el consorcio comunicacional que conforman el canal de televisión Mega, el Diario Financiero, la revista Capital y VTR-Metrópolis.

Por años, Baltazar Sánchez fue considerado delfín de Ricardo Claro, pero ahora comparte ese título con Juan Antonio Álvarez, un abogado-ejecutivo que no abandona el bajo perfil pese al destacado lugar que hoy ocupa dentro del panorama empresarial chileno.

Sus comienzos

Álvarez siempre tuvo su cabeza dividida entre los números y las leyes. Tras egresar del colegio Tabancura, estudió un año ingeniería civil en la Universidad Católica antes de entrar a derecho en la Universidad de Chile.

Ex compañeros recuerdan que rápidamente se destacó por su inteligencia, capacidad de análisis e inquietudes intelectuales. Todas estas virtudes, dicen, explican el aprecio que despertó en Ricardo Claro, su profesor en la cátedra de Derecho Económico II, quien lo reclutó como ayudante de su ramo y poco tiempo después como procurador de su estudio jurídico. Antes había desempeñado la misma función en otro de los principales buffetes del país, Carey y Cía.

Era mediados de los 80, años de protestas y gran efervescencia política. En ese contexto, se recuerda que el joven Juan Antonio Álvarez era muy crítico de algunos aspectos del gobierno militar pero también de la izquierda, dando muestras de un agudo sentido político al expresar estas ideas. Se le consideraba cercano a la Unión Nacional, el movimiento que precedió a Renovación Nacional, pero nunca manifestó interés en proyectarse en esta arenas.

Se tituló en 1987, año de la salida de José Luis Federici de la rectoria de la Universidad de Chile. Su tesis, "Dumping y otras prácticas desleales del comercio internacional", que desarrolló junto a Claudio Lizana, fue evaluada con un siete y recibió la distinción de ser publicada en la Editorial Jurídica.

Tras titularse, pasó de procurador a abogado de Claro y Cía., asumiendo luego también como asesor legal del grupo.

Por esos años, comenzó a pololear con la sicóloga Constanza Said, hija mayor de José Said, controlador de Parque Arauco, Andina y BBVA. Se casaron, formando una pareja que destaca por su sencillez, bajo perfil y por la importancia que dan a la vida familiar.

Juan Antonio Álvarez tiene dos hermanos. Ignacio, gerente de inversiones de Cuprum, casado con otra hija de José Said, Isabel. José Manuel está a cargo de los negocios familiares, fundamentalmente inmobiliarios, a través de las sociedades Alavesa y Los Coigües.

Sus lazos con Claro

"A diferencia de la mayoría de los asesores legales, que dicen cuáles son los riesgos legales de una u otra opción, pero después se lavan las manos, dejando que uno tome la decisión, él se comprometía al entregar una recomendación, asumiendo un rol mucho más ejecutivo. Te decía, existen riesgos, pero vale la pena asumirlos", relata un ejecutivo del holding Claro.

Esta actitud fue del agrado de Ricardo Claro, quien suele interpelar a sus ejecutivos con la pregunta "si esto fuera suyo, ¿qué haría?".

El talento innato para los negocios que demostró como asesor legal, muchos lo atribuyen a que proviene de una familia empresaria. Su fallecido padre, un español que pese a vivir muchos años en Chile nunca perdió el acento, poseía una curtiembre. "Él le inculcó el amor por el trabajo, el sentido de la responsabilidad y del sacrificio", sostiene Claudio Lizana, su compañero de tesis y hoy abogado de Carey y Cía.

Estas características explican las crecientes responsabilidades que le fue entregando Claro. Lo nombró su apoderado, secretario de varios directorios y miembro de algunos comités.

Otro gesto que demuestra la cercanía entre ambos es que Ricardo Claro solía delegar en él la revisión de los contenidos de índole religiosa de la programación de Mega. "No es posible cuantificar cuánto influye la fe en la cercanía que tienen, pero sin duda es un tópico importante", reconoce un ejecutivo del canal.

De abogado a ejecutivo estrella

En mayo de 1999, Juan Antonio Álvarez tomó la dirección ejecutiva de Mega en forma interina tras la renuncia de Ernesto Corona. Era su primer cargo gerencial. Durante las semanas que ocupó el puesto mostró una gran capacidad de entendimiento, según recuerda un ex director de la estación televisiva.

En febrero de 2002, asumió su segundo cargo ejecutivo: la subgerencia general de la Sud Americana, ascendiendo en marzo de este año a la gerencia general en reemplazo de Ricardo de Tezanos, quien se trasladó a la presidencia de una filial de la naviera, la Sud Americana Agencias Aéreas y Marítimas (SAAM).

"No hubo una confrontación o disputa de poderes entre ambos. Tienen excelentes relaciones. Lo que pasó fue que el mismo Ricardo de Tezanos reconoció que era recomendable que Juan Antonio estuviera a la cabeza de la empresa por la afinidad que había logrado con el presidente", afirma un ejecutivo del conglomerado.

Estos nueve meses en la gerencia general han sido intensos.

Al menos tres días a la semana debe viajar a Valparaíso, donde están las oficinas centrales de la naviera. Sus viajes al extranjero también son frecuentes, para visitar las filiales de Brasil, Uruguay, Perú y China o entrevistarse con alguno de los clientes que poseen en Europa y el resto del mundo.

"Dejó el escritorio para salir a terreno y mantener una relación directa con toda la red de distribución y con nuestras compañías asociadas", reconocen dentro del grupo. También se destaca que su cercanía con Claro aceleró la toma de decisiones en una etapa en que ello es de vital importancia, dado el fuerte crecimiento que está registrando la empresa.

La Compañía Sud Americana de Vapores se planteó la meta de convertirse en una de las pocas navieras con operaciones en todo el mundo y, dentro de tres años, duplicar su capacidad de carga, para beneficiarse del buen momento que atraviesa el transporte marítimo, que ha aumentado 40% en promedio.

Es por esto que se mandaron a construir nuevos barcos para sumarlos a los 128 que ya poseen.

El buen momento que atraviesa la naviera la hizo merecedora del "Premio Sofofa Empresa Destacada 2005".

Un sonriente Juan Antonio Álvarez recibió el galardón en representación del presidente de la compañía, Ricardo Claro, su mentor.

La principal de América Latina

Fundada en 1872, la Compañía Sud Americana de Vapores es una de las navieras más antiguas del globo.

Hoy es la principal naviera de América Latina y la número 15 a nivel mundial en el transporte de contenedores. Opera 128 naves, posee 14 oficinas comerciales en China, 11 en India y otras 131 repartidas por todo el planeta.

Sus subsidiarias son la Sudamericana Agencias Aéreas y Marítimas (SAAM), agencia marítima de transporte de mercancías, y COSAN, terminal de contenedores en Santiago. También posee importantes porcentajes accionarios de los terminales concesionados de Arica, Antofagasta, San Antonio y San Vicente.

Fuente: El Mercurio

Políticas de Privacidad

La política que en el presente documento se indica, tiene por objeto informar a los usuarios de MundoMaritimo sobre el proceder de nuestra empresa respecto del tratamiento de los datos de carácter personal recogidos a través de nuestros portales.

1 | Recolección:

Cuando Usted requiere los servicios de MundoMaritimo, se recoge información personal como su nombre, rut, dirección, etc, a través de correo electrónico o formularios. Nuestro sitio no utiliza actualmente cookies, para registrar o recabar información del usuario, pero, podrá en cualquier momento y a su sola discreción y sin necesidad de autorización, utilizarlas, comprometiéndose dar el tratamiento y protección señalado precedentemente a dichos datos.

Para qué se utiliza la información recolectada.

Toda la información recolectada de los usuarios en MundoMaritimo tiene por objetivo:

(1) Brindar servicios, contenidos y publicidad personalizada al usuario en su navegación por los portales de MundoMaritimo

(2) Realizar estudios internos sobre los datos demográficos, intereses y comportamiento de nuestros usuarios. La información se utiliza para entender y servir mejor a nuestros usuarios.

2. Uso:

Estos datos que usted proporciona libre y voluntariamente, tienen por objeto dar un mejor servicio, información y utilidades a nuestros usuarios. Usted tiene el derecho de no aceptar entregarlos, renunciando a los beneficios que nuestro sitio web entrega.

Si decide aportar dichos datos, nos obligamos con usted a mantener una conducta clara y regular, sometida a la política que a continuación expresamos, de la cual usted es informado y que acepta.

Nuestra política respecto de los datos recogidos es la siguiente:

La responsabilidad por la veracidad de los datos recogidos por esta vía, es exclusiva del usuario.

3. Seguridad:

Mantenemos una base de datos Off-Line, la que asegura a sus clientes total privacidad, respecto de los datos proporcionados a MundoMaritimo.

Por otra parte, una reconocida empresa externa proveedora de servicios de conectividad y hosting debidamente certificada, "aloja" nuestros sitios en sus servidores web, los 365 días del año, los siete días de la semana y las veinticuatro horas, lo que asegura que nuestro sitio tenga la menor posibilidad de "caída" en la web o intrusiones de "hackers" que vulneren nuestro Portal.

4. Calidad:

Sin perjuicio de las responsabilidades que al usuario le corresponden, MundoMaritimo tendrá especial cuidado al recolectar, mantener, usar, publicar o distribuir la información personal vinculada a los usuarios y visitantes, verificando que los datos sean correctos, completos y adecuados para cumplir con los fines para los que serán utilizados.

5. Modificación:

El usuario que haya entregado previamente datos o información personal a MundoMaritimo, podrá solicitar su modificación, corrección o eliminación, enviando un correo electrónico a info@mundomaritimo.cl, indicando su nombre, rut, dirección, teléfono, y expresando claramente que información de la que hubiere entregado desea modificar o eliminar.

En todo caso, y como medida de seguridad, MundoMaritimo se reserva el derecho de verificar la autenticidad de la comunicación.

6. Publicación e intercambio:

MundoMaritimo, como norma general, no transferirá, cederá, venderá o de otra manera proveerá sus datos de carácter personal a persona alguna. MundoMaritimo podría transferir, revelar o ceder los datos recopilados a sus usuarios, a terceros de acuerdo a las siguientes circunstancias:

(1) En caso de tener la aprobación explícita del usuario, sus datos de carácter personal pueden ser usados por terceros para efectos de realizar marketing directo, llamadas telefónicas, para enviar correos electrónicos, entre otros. El usuario tiene el derecho y la opción de poder denegar la recepción de esta información por parte de terceros.

(2) En el caso de "contactos de negocios", sus datos de carácter personal pueden ser usados por terceros sólo para efectos de poder completar y ejecutar la transacción que motivó la entrega o recolección de esa información.

(3) Aquella información que sea requerida por la ley, una orden judicial u otro procedimiento legalmente válido que así lo exija.

7. Uso de información vinculada a terceros:

En caso de tener la aprobación correspondiente, MundoMaritimo usará la información del usuario para comunicarle e informarle, a través del correo electrónico, acerca de:

(1) Modificaciones a sus servicios o productos existentes, aparición de nuevos servicios o productos, u otros especificados por el usuario.

(2) Información, ofertas o cualquier tipo de promoción de marketing que MundoMaritimo pueda otorgarle al usuario.

(3) Sugerencia por parte del usuario acerca de ,"recomienda esta noticia a un amigo"

8. Servicios prestados por terceras empresas en el sitio:

Eventualmente, MundoMaritimo, puede contratar los servicios de empresas externas, con el fin de entregar nuevos servicios y productos a través de este sitio web. La información recabada en su caso por dichas empresas, se regirá por el acuerdo del usuario de la misma.

Si tiene alguna duda o pregunta sobre nuestra política de privacidad, le rogamos contactarse a info@mundomaritimo.cl

9. Publicidad asociada

Respecto a los servicios de anuncios publicitarios o información promocional, con el objeto de presentarle servicios asociados que puedan ser de su interés, tenemos vínculos con otras compañías a las que permitimos colocar publicidad en nuestras páginas. Estas compañías podrían individualmente solicitar su información directamente con usted, siendo exclusiva responsabilidad de ellas el manejo y manipulación de esta información.

Finalmente, MundoMaritimo no garantiza la privacidad de la información personal del usuario, si éste suministra o difunde información en guías telefónicas públicas, reportajes de prensa, publicaciones, zonas de chateo, boletines u otras similares. Dicha información podrá ser recopilada por terceros, con o sin su consentimiento. El usuario revela esa información bajo su responsabilidad.