Jueves, 26 de Noviembre de 2020 | ISSN 0719-241X
logo mundo marítimo
27 de Abril de 2020 El mal pie de Estados Unidos en la industria marítima global quedó develado por el coronavirus Pandemia habría dado nuevos argumentos para abordar el tema desde la seguridad nacional

Cuando el contralmirante Mark Buzby, jefe de la Administración Marítima de los Estados Unidos, testificó ante el Congreso el año pasado sobre las estrategias para reforzar la industria marítima, un hecho sorprendente quedó plasmado en sus observaciones preparadas: la línea naviera que con toda probabilidad movilizará más contenedores en los puertos de los Estados Unidos es propiedad exclusiva del gobierno chino, plantea un reporte de Forbes.

Durante más de una década, Beijing ha desempeñado un papel directo en la construcción de todas las facetas del poderío marítimo mundial de China. Y los resultados son sorprendentes. Los astilleros chinos producen más de 1.000 buques mercantes al año, y gracias a las subvenciones del gobierno van en camino de eclipsar a los antiguos líderes de la industria en Japón y Corea del Sur. Los astilleros estadounidenses suelen construir menos de diez buques de este tipo, incluso en los años buenos.

Menos del 1% de la flota mercante global, de 44.000 buques navega bajo bandera estadounidense, y apenas el 1% del comercio de EE.UU. se realiza en buques con esa bandera, a pesar de que las preferencias de carga reservan los envíos pagados o subvencionados por el gobierno federal para los buques de Estados Unidos.

Mientras tanto, China ha ampliado constantemente su control de las instalaciones portuarias desde el sur de Asia hasta el Mediterráneo y el Canal de Panamá. La huella marítima de Beijing, que forma parte de una campaña más amplia para dominar el comercio mundial, ha crecido inexorablemente a medida que la presencia comercial de EE.UU. ha disminuido.

Incluso si China no estuviera construyendo nuevos buques de guerra a un ritmo frenético, como es el caso, el crecimiento de la construcción de naves mercantes en China y el retroceso de EE.UU. exigirían una revisión estratégica. En este contexto la crisis del coronavirus proporciona nuevos motivos de preocupación, como la revelación de que las autoridades chinas no permiten a las empresas de salud estadounidenses exportar suministros médicos como mascarillas de sus plantas en China (la mayoría de los antibióticos utilizados en los EE.UU. son originarios de China).

El problema desde la perspectiva estadounidense, planteada por Forbes es que Washington ha abandonado en gran medida esta contienda, sin formular políticas que puedan mantener un equilibrio razonable de los intereses marítimos. En una crisis, Beijing podría aprovechar su fuerza comercial en el mar para derrotar a las fuerzas estadounidenses, por ejemplo, impidiendo el acceso a los puertos, impidiendo el acceso al transporte marítimo de terceros y dejando a la flota de bandera estadounidense con un transporte marítimo inadecuado para el movimiento de pertrechos.

En vísperas de la Primera Guerra Mundial, sólo el 10% del comercio de los Estados Unidos se realizaba en buques estadounidenses, porque los astilleros estadounidenses no habían logrado hacer la transición de la construcción de buques de madera a la de acero. Así pues, cuando otros países retiraron sus buques mercantes al comienzo de la guerra, las actividades económicas y militares de los Estados Unidos se vieron perjudicadas.

En ese entonces, la administración Wilson respondió con la creación de un consejo marítimo que encargó más de 1.000 buques mercantes a los astilleros estadounidenses, pero muchos de esos buques se terminaron demasiado tarde para participar en el esfuerzo bélico de los EE.UU.

En un conflicto importante, EE.UU. podría carecer de la capacidad de importar bienes esenciales de otros países, podría carecer del tonelaje de transporte marítimo necesario para sostener un esfuerzo prolongado y podría carecer de los marinos mercantes para operar los buques que sí poseyese.

Sin una flota comercial de pabellón estadounidense razonablemente robusta, no habrá suficientes marinos experimentados para sostener una operación de levantamiento militar en tiempo de guerra.

Según Forbes, sería exagerado decir que Washington no tiene ningún plan para hacer frente a este desafío. Durante el último siglo, se ha puesto en marcha una compleja colección de medidas para apoyar la retención de una mínima flota de bandera de EE.UU. y un grupo de marineros mercantes que el gobierno puede utilizar en casos de emergencia. Las más importantes son la Jones Act que reserva las rutas entre los puertos nacionales para los buques de fabricación estadounidense y los tripulados, y el Programa de Seguridad Marítima que prepara a los buques de bandera estadounidense que participan en el comercio internacional para su movilización en caso de emergencia.

Sin embargo, tales políticas no han detenido el declive gradual de los intereses de la construcción de buques mercantes y de transporte marítimo de EE.UU., y ciertamente no han hecho nada para frenar el ascenso de China al dominio mundial. Por lo que se necesita es una estrategia integral para mantener una presencia marítima comercial mundial comparable a la presencia militar que ejerce la Marina de los Estados Unidos.

De acuerdo con el reporte eso será costoso, pero no al nivel de lo que China gasta para construir su propia presencia marítima. Por ejemplo, Washington podría reforzar la flota comercial oceánica americana y la comunidad de marineros elevando al 100% el requisito de preferencia de carga para todas las cargas con asistencia federal. En la actualidad, toda la carga militar debe ser transportada en buques de bandera estadounidense, pero la carga agrícola que depende de los pagos federales sólo necesita alcanzar un umbral del 50%. Tal vez eso también debería elevarse al 100%.

Más dinero sería necesario es para restaurar un subsidio diferencial de construcción para que los astilleros de EE.UU. puedan competir en igualdad de condiciones con los astilleros subvencionados de las naciones asiáticas. Para Forbes, mientras los políticos reconsideran las prioridades económicas tras la crisis del coronavirus, "sería un buen momento para volver a comprometerse a ser una nación marítima comercial de primera clase".

Por MundoMarítimo

Políticas de Privacidad

La política que en el presente documento se indica, tiene por objeto informar a los usuarios de MundoMaritimo sobre el proceder de nuestra empresa respecto del tratamiento de los datos de carácter personal recogidos a través de nuestros portales.

1 | Recolección:

Cuando Usted requiere los servicios de MundoMaritimo, se recoge información personal como su nombre, rut, dirección, etc, a través de correo electrónico o formularios. Nuestro sitio no utiliza actualmente cookies, para registrar o recabar información del usuario, pero, podrá en cualquier momento y a su sola discreción y sin necesidad de autorización, utilizarlas, comprometiéndose dar el tratamiento y protección señalado precedentemente a dichos datos.

Para qué se utiliza la información recolectada.

Toda la información recolectada de los usuarios en MundoMaritimo tiene por objetivo:

(1) Brindar servicios, contenidos y publicidad personalizada al usuario en su navegación por los portales de MundoMaritimo

(2) Realizar estudios internos sobre los datos demográficos, intereses y comportamiento de nuestros usuarios. La información se utiliza para entender y servir mejor a nuestros usuarios.

2. Uso:

Estos datos que usted proporciona libre y voluntariamente, tienen por objeto dar un mejor servicio, información y utilidades a nuestros usuarios. Usted tiene el derecho de no aceptar entregarlos, renunciando a los beneficios que nuestro sitio web entrega.

Si decide aportar dichos datos, nos obligamos con usted a mantener una conducta clara y regular, sometida a la política que a continuación expresamos, de la cual usted es informado y que acepta.

Nuestra política respecto de los datos recogidos es la siguiente:

La responsabilidad por la veracidad de los datos recogidos por esta vía, es exclusiva del usuario.

3. Seguridad:

Mantenemos una base de datos Off-Line, la que asegura a sus clientes total privacidad, respecto de los datos proporcionados a MundoMaritimo.

Por otra parte, una reconocida empresa externa proveedora de servicios de conectividad y hosting debidamente certificada, "aloja" nuestros sitios en sus servidores web, los 365 días del año, los siete días de la semana y las veinticuatro horas, lo que asegura que nuestro sitio tenga la menor posibilidad de "caída" en la web o intrusiones de "hackers" que vulneren nuestro Portal.

4. Calidad:

Sin perjuicio de las responsabilidades que al usuario le corresponden, MundoMaritimo tendrá especial cuidado al recolectar, mantener, usar, publicar o distribuir la información personal vinculada a los usuarios y visitantes, verificando que los datos sean correctos, completos y adecuados para cumplir con los fines para los que serán utilizados.

5. Modificación:

El usuario que haya entregado previamente datos o información personal a MundoMaritimo, podrá solicitar su modificación, corrección o eliminación, enviando un correo electrónico a info@mundomaritimo.cl, indicando su nombre, rut, dirección, teléfono, y expresando claramente que información de la que hubiere entregado desea modificar o eliminar.

En todo caso, y como medida de seguridad, MundoMaritimo se reserva el derecho de verificar la autenticidad de la comunicación.

6. Publicación e intercambio:

MundoMaritimo, como norma general, no transferirá, cederá, venderá o de otra manera proveerá sus datos de carácter personal a persona alguna. MundoMaritimo podría transferir, revelar o ceder los datos recopilados a sus usuarios, a terceros de acuerdo a las siguientes circunstancias:

(1) En caso de tener la aprobación explícita del usuario, sus datos de carácter personal pueden ser usados por terceros para efectos de realizar marketing directo, llamadas telefónicas, para enviar correos electrónicos, entre otros. El usuario tiene el derecho y la opción de poder denegar la recepción de esta información por parte de terceros.

(2) En el caso de "contactos de negocios", sus datos de carácter personal pueden ser usados por terceros sólo para efectos de poder completar y ejecutar la transacción que motivó la entrega o recolección de esa información.

(3) Aquella información que sea requerida por la ley, una orden judicial u otro procedimiento legalmente válido que así lo exija.

7. Uso de información vinculada a terceros:

En caso de tener la aprobación correspondiente, MundoMaritimo usará la información del usuario para comunicarle e informarle, a través del correo electrónico, acerca de:

(1) Modificaciones a sus servicios o productos existentes, aparición de nuevos servicios o productos, u otros especificados por el usuario.

(2) Información, ofertas o cualquier tipo de promoción de marketing que MundoMaritimo pueda otorgarle al usuario.

(3) Sugerencia por parte del usuario acerca de ,"recomienda esta noticia a un amigo"

8. Servicios prestados por terceras empresas en el sitio:

Eventualmente, MundoMaritimo, puede contratar los servicios de empresas externas, con el fin de entregar nuevos servicios y productos a través de este sitio web. La información recabada en su caso por dichas empresas, se regirá por el acuerdo del usuario de la misma.

Si tiene alguna duda o pregunta sobre nuestra política de privacidad, le rogamos contactarse a info@mundomaritimo.cl

9. Publicidad asociada

Respecto a los servicios de anuncios publicitarios o información promocional, con el objeto de presentarle servicios asociados que puedan ser de su interés, tenemos vínculos con otras compañías a las que permitimos colocar publicidad en nuestras páginas. Estas compañías podrían individualmente solicitar su información directamente con usted, siendo exclusiva responsabilidad de ellas el manejo y manipulación de esta información.

Finalmente, MundoMaritimo no garantiza la privacidad de la información personal del usuario, si éste suministra o difunde información en guías telefónicas públicas, reportajes de prensa, publicaciones, zonas de chateo, boletines u otras similares. Dicha información podrá ser recopilada por terceros, con o sin su consentimiento. El usuario revela esa información bajo su responsabilidad.