Sábado, 19 de Abril de 2014 | ISSN 0719-241X

Proyecto portuario en Monkey Point sigue en planos

El megaproyecto nicaragüense no muestra avances a la fecha
Edición del 03 de Febrero de 2012

A fines del año pasado, una delegación integrada por representantes del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter; Empresa Portuaria Nacional, EPN;  Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI; Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, Marena; y  la empresa constructora, Andrade Gutiérrez, llegó a Bluefields, donde presentó el proyecto referido al puerto de aguas profundas, en Monkey Point, a las autoridades del gobierno territorial Rama Kriol.

Luego sobrevolaron la zona para conocer su geografía, después de eso  no se supo nada del proyecto, según refieren las autoridades. “No hay mayor avance”, apunta la representante del gobierno territorial Rama Kriol, Perla Watson.

“Después de esa reunión no hemos sido comunicado sobre el avance del proyecto”, insiste Watson. 

Entre tanto, en Managua, el Grupo Andrade Gutiérrez, a cargo de la obra,  asegura que el proyecto va “en tiempo y forma”. El Grupo, de origen brasileño, destaca que su construcción  estaría iniciando entre finales de 2013 e inicios de 2014.

Estudios

Según la empresa, a la fecha se encuentran realizando los estudios de prefactibilidad que finalizarán aproximadamente en marzo de 2012.

“Con esos datos ya existentes se hacen estudios económicos, financieros y técnicos”, argumenta el Grupo.

Tras eso iniciará el análisis de factibilidad, que durará un estimado de 18 meses, ya que incluyen estudios de campo como topografía, batimetría y geología entre otros. El capital es totalmente privado, con inversiones totales del Grupo, se supo extraoficialmente.

Por su parte, el gobierno a través de la Empresa Portuaria gestiona financiamiento para la construcción de  la obra.  “Se quiere edificar una moderna y eficiente infraestructura portuaria que conecte Nicaragua con el tráfico marítimo del Caribe, Sudamérica, el Golfo de México, la costa este de Estados Unidos y Europa”, ha mencionado en repetidas ocasiones el presidente ejecutivo de la EPN, Virgilio Silva.

Entre las  posibles fuentes de financiamientos figuran agencias multilaterales, las bancas de desarrollo, el Banco Centroamericano de Integración Económica, BCIE, el Banco Mundial, BM;  y el Banco Interamericano de Desarrollo, BID. “A estos organismos les hemos hecho saber que en cualquier momento nos acercaremos a ellos en busca de financiamiento para el proyecto”, adelanta el director ejecutivo de la Agencia de Promoción de Inversiones de Nicaragua, Pro Nicaragua, Javier  Chamorro.

Mientras tanto, los exportadores locales mantienen el entusiasmo con la obra. Para el empresario y presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua, APEN, Enrique Zamora, el puerto traerá “grandes” beneficios para el desarrollo económico de Nicaragua, entre los que destacan la generación de empleos, el abaratamiento de los costos de exportación e importación, el desarrollo de la competitividad y la atracción de inversiones.

Perspectiva gubernamental 

En ese contexto, Chamorro enfatiza que desde el punto de vista económico el proyecto es rentable.

“Por poner un ejemplo, hay 100 mil contenedores que entran y salen de Nicaragua por los puertos de Honduras y de Costa Rica, si captamos un gran porcentaje de esos en nuestro propio puerto, esos contenedores van a pagar una cuota aquí que va a rentabilizar el puerto”, valora.

Pero eso no es todo, “todos esos contenedores que salen a diario tienen contratos de servicios que pagan a empresas en el exterior, estos podrían ser el transportista y la naviera. Entonces, al final, los US$ 100 millones que pagamos anualmente en fletes terrestres y en servicios adicionales son ingresos que le van a quedar al país. Tal vez no van a ir directo al puerto, pero lo van a recibir nuestros transportistas y nuestras agencias navieras, el gobierno lo tiene que ver desde una perspectiva más amplia”, expone.

Chamorro agrega que el costo de la obra podría oscilar entre US$ 250 y US$ 500 millones. Aunque el verdadero costo de la misma lo arrojará el estudio de factibilidad que pondrá en marcha el Grupo Andrade Gutiérrez.

La ruta comercial actual

Actualmente, gran parte de los productos de exportación de Nicaragua salen por Puerto Corinto, ubicado en el Pacífico nicaragüense, y por Puerto Cortés, ubicado en el Caribe hondureño.

Enrique Zamora, Presidente de APEN, manifiesta que solo de Nueva Guinea salen alrededor de 80 contenedores de malanga y ese producto lo sacan vía puerto Cortés  con un costo que asciende a  los US$ 1,600 desde Nueva Guinea hasta Puerto Cortés. “Ya teniendo Monkey Point, estamos hablando de que el costo sería de US$ 300 dólares o menos, porque estamos a una distancia de 75 kilómetros”, advierte el líder empresarial.

En el caso de los productos que salen por el Puerto de Corinto, estos tienen que recorrer  hasta 700 millas para pasar por el Canal de Panamá, lo que genera mayores costos para los exportadores, de acuerdo con  Zamora.

El  embajador de Brasil en Nicaragua, Flavio Macieira, plantea al respecto que “le encantaría” que  la obra llegue a su “punto de maduración”. “Por ahora, los estudios (para construir el puerto) se están realizando, pero la decisión de Nicaragua está tomada y el puerto va”, asegura el diplomático. 

Fuente: EL Nuevo Diario, Nicaragua

Share |

Ir a Archivo de Noticias


Agenda
21Abril
Auditor Líder Sistemas Integrados de Gestión ISO 9001, ISO 14001 y OHSAS 18001
Organizado por LRQA
Mas Eventos

Directorio de Empresas
Registre su Empresa