Miércoles, 26 de Abril de 2017 | ISSN 0719-241X

Intensos preparativos en San Antonio por pronta recalada de crucero

El "Norwegian Sun" arribará definitivamente a Puerto Central
Edición del 21 de Abril de 2017

En Puerto Central (PCE) de San Antonio el día 24 de abril a la medianoche se producirá finalmente la recalada del crucero “Norwegian Sun”, de la compañía Norwegian Cruise Line, luego que la naviera formalizara el 20 de octubre ante EPV y TPS que el arribo no se produciría en Valparaíso.

Norwegian Cruise Line tomó la decisión, tras las advertencias de dirigentes portuarios de la Coordinadora Marítima y sindicatos de TPS y Ultraport de repetir acciones de bloqueo en contra de las recaladas de cruceros- según consignaron los representantes portuarios- a causa de la falta de soluciones otorgadas por la Empresa Portuaria Valparaíso (EPV), al conflicto de las cargas limpias, planteando finalmente que “sí no hay aforos en el puerto, tampoco habrá cruceros”.

Una fuente cercana a Norwegian Cruise Line, manifestaron que la naviera realizó todas las gestiones posibles para obtener garantías de que la recalada de su crucero “Norwegian Sun”, se produjera en Valparaíso. Sin embargo, las repuestas ofrecidas por EPV y TPS no fueron lo suficientemente satisfactorias, hecho que, sumado a la posición extrema adoptada por los dirigentes portuarios, no le dejaron más remedio que trasladar la recalada a Puerto Central de San Antonio. 

Daño a Valparaíso

Claudio Nast, propietario de la empresa Destination Management Chile (DMC), y miembro de la Corporación de Puertos del Cono Sur, recalcó que “Valparaíso en su totalidad no fue capaz de garantizar nada”, juicio del que exceptuó  a Juan Esteban Bilbao, gerente general de Valparaíso Terminal de Pasajeros (VTP),  con quien, señaló Nast, “estuvimos a la par tratando de ayudar en todo a Valparaíso, de hacer todo lo posible por hacer entender: primero, que tenemos que tener garantías de sitio; segundo de tener tranquilidad; tercero, que tiene que haber diálogo”.

Afirmó que “no puede ser” que no exista comunicación entre EPV, TPS y lo trabajadores y sostuvo que la pérdida de la última recalada de la temporada 2016-2017 en Valparaíso “es más que un golpe a Valparaíso”, ya que “si San Antonio, de alguna forma otorga sitios (a los cruceros), les da garantías y si en Valparaíso no se otorgan las garantías de sitio con dos años de anticipación, los cruceros van a seguir yendo a San Antonio”.         

Preparativos en San Antonio

La fuente cercana a la naviera indicó que la decisión de cambio de puerto de recalada “se tomó con la suficiente antelación como para que Norwegian Cruise Line avisara a todos sus clientes, a través de diferentes plataformas de comunicación que mantiene con ellos, para que se embarquen en San Antonio en vez de Valparaíso”.

La misma fuente señaló que el trabajo en Puerto Central ha sido “excelente” y que no debería haber inconvenientes durante la recalada de la nave en San Antonio.

Además, calificó la concreción de esta recalada en San Antonio “como una muy buena noticia para el país por que le da la oportunidad a la industria de cruceros de tener dos buenas alternativas de puertos”, puesto que “San Antonio, puede cumplir los mismos roles y atribuciones como puerto base de recambio de pasajeros que está cumpliendo Valparaíso”.

Destacó que “como primera experiencia Puerto Central está desarrollando un esfuerzo importante para que la experiencia sea tan buena como las que hay en Valparaíso y no me cabe la menor duda que lo van hacer porque han desplegado un esfuerzo no menor, con un trabajo en equipo inmediato desde el momento en que Norwegian Cruise Line, les notificó que esta nave iba a San Antonio”.

Puerto Central

Rodrigo Olea, gerente general de Puerto Central, confirmó a MundoMarítimo que se encuentran trabajando intensamente todos los equipos de operaciones, comercial, de seguridad, nuestros equipos de la comunidad para que “sea todo un éxito la experiencia de los pasajeros de la línea naviera”.

Respecto a los requerimientos que deberá solventar PCE, para el arribo del crucero, Olea manifestó que “necesitamos trabajar con los organismos públicos sectoriales, con el SAG, Aduanas, Carabineros, la Autoridad Marítima, para todos los chequeos de frontera que se hacen en el puerto a los pasajeros que van hacia el aeropuerto, así como aquellos que salen de Chile y se suben a este crucero”.

Respecto a las instalaciones que se levantarán para recibir a los pasajeros, el ejecutivo sostuvo que “sin duda, tenemos que prestar condiciones medianamente adecuadas, vamos a tener una carpa de 2.500 metros cuadrados, instalaremos sistemas de señaléticas para los pasajeros, sillas, counters. Eventualmente, van a haber algunos grupos de servicios, algunas viñas, va estar la oficina de turismo de la Municipalidad ofreciendo brochures, tendremos un sistema de taxis y de buses para aquellos pasajeros que no tengan contratados con un operador sus movimientos futuros”.

Respecto al potencial de Puerto Central para atender recalas similares, Olea destacó que “acabamos de terminar nuestro proyecto, tenemos 700 metros de muelle, tenemos capacidad en los patios, áreas de respaldo, nuestros accesos son extraordinariamente buenos en cuanto a conectividad con Santiago y el aeropuerto, así es que sí, tenemos el tremendo potencial”.

Resaltó finalmente que “sabemos que hay mucha gente mirándonos y lo más importante que para San Antonio esto es muy relevante, para la comunidad y para los trabajadores que los llena de orgullo poder atender una nave de cruceros que saben que les va a aportar algo directamente a la comunidad donde viven”.

Por MundoMarítimo

Share |

Ir a Archivo de Noticias


Agenda
24Mayo
Comercio Exterior en Transporte Marítimo
Organiza Future Events
Mas Eventos

Directorio de Empresas
Registre su Empresa