Miércoles, 26 de Abril de 2017 | ISSN 0719-241X

Acentúan críticas al Gobierno por prolongación del paro portuario

Cerca de 15 puertos movilizados mientras exportadores acusan daños irreversibles
Edición del 20 de Enero de 2014

Arrecian las críticas al Gobierno por la prolongación del paro portuario, que el día viernes 17 de enero cumplió dos semanas en San Antonio.

La paralización continúa sin reuniones agendadas y con los portuarios insistiendo en que no depondrán las movilizaciones. Los sindicalistas elaboraron un petitorio de cuatro puntos que mantendrán hasta el final: incluye el pago de la media hora de colación retroactiva, la posibilidad que contratados y eventuales puedan negociar juntos en Mejillones, el pago de bonos de mitigación a los sindicatos de Espigón de Valparaíso (TCVAL) y pensiones de gracia para aquellos trabajadores que por su edad no califiquen para desempeñarse en "faenas peligrosas".

Los trabajadores acusan que el Ejecutivo se ha negado a dialogar y dicen que la paralización sólo se bajará si consiguen acuerdos.

"La paralización no se depone hasta cuando haya un acuerdo definitivo, por lo menos en este problema puntual e instauremos la mesa a largo plazo para abordar y regular todos los problemas del sector, que por desgracia para nosotros es muy distinto al resto. Nosotros entramos y no sabemos si vamos a salir vivos, es un trabajo tremendamente peligroso", subraya el dirigente de San Antonio, Raúl González..

Gobierno no dialogará con parados

Pérdidas por 67 millones de dólares diarios significa la protesta para la minería. El titular de esta cartera, Hernán de Solminihac, señaló que movilización atenta contra la "imagen de Chile".

"Alrededor de 67 millones de dólares de exportación diaria es lo que afecta los puertos que están parados. Los puertos que están afectados –que son los puertos públicos, fundamentalmente- exportan el 50 por ciento de la minería de nuestro país, y eso realmente afecta la credibilidad de los mercados. Esperamos que pronto se solucione para que pueda revertirse esto", señaló el ex titular del MOP.

El mismo llamado hizo el ministro del Trabajo, Juan Carlos Jobet, quien insiste en su postura de que sólo dialogará una vez que se deponga el paro. "Estamos dispuestos, en cuanto se depongan los paros, a sentarnos a la brevedad posible a dialogar. Si se deponen los paros nosotros podemos sentarnos en el más breve plazo, todos los actores del Gobierno que sean necesarios", señaló.

Críticas al ministro

A esta postura del Ejecutivo se oponen los apoyos que los contratistas de Codelco, los trabajadores forestales y campesinos han manifestado a los portuarios.

Se sumaron también los camioneros, quienes están muy molestos por la forma en que el Gobierno ha llevado a cabo las gestiones por destrabar el conflicto.

Las dos semanas de paro tienen al sector sin ganancias económicas y analizando con sus bases la posibilidad de paralizar sus funciones como forma de protesta. La decisión se comunicará este fin de semana.

"¿Quién paga nuestras cuentas, nuestros bancos? Tenemos que seguir pagando a los choferes y nadie toma en cuenta eso. Son 8.900 camiones que hay directamente involucrados", alegó el presidente de los dueños de camiones, Juan Araya.

"Yo he hablado con el ministro del Trabajo. (Le he dicho) 'siéntese, si entra a las ocho de la noche y hay que estar dos días conversando, le darán café y sándwich, pues...'", señaló Araya.

"Conversemos, vamos conversando, dialogando. Hay que buscar una solución. Ésta no es una huelga de tejedoras; éste es un paro que afecta a todo el país", emplazó el dirigente.

Imagen del país

En tanto, el empresariado exige el fin del paro. El presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), Andrés Santa Cruz, manifestó su "condena" a la movilización. "¿Por ejercer el derecho legítimo de hacer valer los derechos (sic) usted va a dañar al resto de los chilenos? Eso me parece irresponsable y poca solidaridad con todo el resto de pueblo chileno, y creo que merece la más enérgica condena nuestra", señaló.

Al paro se refirió también, por primera vez una multinacional: el gigante minero asiático Mitsui. Su presidente ejecutivo, Ken Tsuchikawa, dijo que el país ya "no es tan confiable" para invertir.

"¿Afecta la imagen?" del país, se le consultó. "Yo creo que sí. Chile tenía imagen muchos años de un país muy estable. Estamos preocupados, porque esa imagen está un poco empezando a cambiar del punto de vista de afuera", comentó el ejecutivo nipón.

Exportadores

La Asociación de Exportadores de Frutas de Chile (Asoex), señaló que el paro de trabajadores portuarios está produciendo daños "irreversibles" para sus asociados y solicitaron a las autoridades una pronta solución al conflicto.

A través de un comunicado, la entidad gremial indicó que "sin desconocer que las pretensiones de carácter laboral de los trabajadores portuarios de San Antonio puedan contener algún tipo de racionalidad, la forma mediante la cual dichos trabajadores expresan sus posiciones, están perjudicando en forma cruda y devastadora a miles de pequeños productores de fruta fresca".

En este sentido, "los daños que se han producido durante estas dos largas semanas de paralización, se tornan de carácter irreversible para muchos de nuestros asociados, ya que suman los efectos de la huelga portuaria de la temporada pasada, así como las consecuencias  que han debido absorber producto de las recientes heladas de septiembre pasado".

Asoex añadió que las autoridades "deben velar por preservar los principios básicos de nuestra carta fundamental y por lo tanto, defender los derechos de todos los ciudadanos a desarrollar su actividad de manera libre y  reconociendo los esfuerzos que se desarrollan con tal objeto.  Lamentablemente, ello no ha sido suficiente como para restablecer el orden público".

Bloqueo internacional

Luego de semanas en paro y acusando a las concesionarias de cerrarse al diálogo, los trabajadores portuarios amenazan con radicalizar su movilización. Los voceros de la Unión Portuaria de Chile, Pedro Riquelme y Enrique Solar anunciaron que la agrupación está gestionando con filiales de trabajadores extranjeros un bloqueo para que los barcos que han logrado cargar exportaciones en territorio nacional no sean atendidos en terminales de Europa y el resto de América.

“Se está gestionando un bloqueo internacional a todas las cargas de Sven Von Appen. Vimos que el hombre es tan poderoso que nadie puede hacer nada, el Gobierno, los políticos no pueden hacer nada”, dijo Enrique Solar.

“Eso quiere decir que todos los barcos que carguen los puertos de Arica, Mejillones, Coquimbo y Valparaíso no serán atendidas en ningún puerto de Europa, Estados Unidos y Sudamérica. Como consideramos que este es un caso extremo llamamos internacionalmente a bloquear todas estas naves que cargan en estos puertos”, agregó.

La decisión fue tomada luego de que Ultraport, una de las concesionarias portuarias con que mantienen conflicto, no llegara a una reunión.

Actualmente, hay cerca de 15 puertos movilizados a lo largo del país. Las principales demandas de los dirigentes apuntan al pago retroactivo -desde 2005- de un bono diario por media hora de colación -$ 3.600- y la resolución del conflicto en Puerto Angamos. En este caso, los trabajadores demandan que la empresa Ultraport incluya a los trabajadores eventuales entre los beneficiados por los resultados de la negociación colectiva en curso.

Fuentes: Radio Cooperativa, Radio ADN, La Tercera y El Mercurio de Santiago

Share |

Ir a Archivo de Noticias


Agenda
24Mayo
Comercio Exterior en Transporte Marítimo
Organiza Future Events
Mas Eventos

Directorio de Empresas
Registre su Empresa